martes, 2 de septiembre de 2014

Pastas de mantequilla

A ver , esta receta es que,  es tan fácil que me da verguenza hasta publicarla jajajaja, pero, precisamente por fácil hay que compartirla si o si, porque andamos siempre con el tiempo pegao al culo, porque nos faltan horas, porque necesitamos que se nos facilite la vida a la hora de cocinar.

Unas veces tendremos más tiempo y nos curraremos unas recetas con mucha elaboración y tiempo de dedicación pero otras...necesitamos hacer algo de improvisto, rápido, fácil y sin complicaciones, ese es el caso de la receta de hoy.

No importa si tienes gente a tomar café o a merendar y te avisan dos horas antes, no importa si tienes el súper de la esquina cerrado por que es domingo y no puedes comprar nada para el café, te pones manos a la obra y en veinte minutos tienes unas pastas o galletas de mantequilla súper súper buenas!!!


Necesitamos tan pocos ingredientes que seguro , pero seguro que los tenemos en la nevera, vamos a ello!!


Ingredientes(para unas 20/25 galletas):


-100 grs de azúcar
-300 grs de harina
-200 grs de mantequilla sin sal
-azúcar y canela para rebozarlas


Modo de hacerlas:


Lo primero es precalentar el horno a 180º, pondremos en un bol , o en el robot de cocina como en mi caso , la harina , el azúcar y la mantequilla que estará a temperatura ambiente a trozos.

Mezclamos todo eso y conseguiremos una masa muy fácil de manejar y que no se pega nada de nada, lleva mucha mantequilla así que hay que trabajarla rápido y no manosearla demasiado porque se reblandece enseguida. 

Vamos a hacer bolitas , las disponemos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear separadas y las chafamos suavemente.

En el horno , al ser de mantequilla, van a expandirse y se pegaran entre ellas, no pasa nada , es inevitable si las queremos de un tamaño grandecito, si las hacemos más pequeñas pues no se unirán o si las hacemos en varias tandas , pero yo hice galletas medianas y puse 20 en la bandeja, se juntaron entre ellas pero sin problemas, que no cunda el pánico!!!

En quince minutos las tendremos echas (yo puse el horno abajo solo los diez primeros minutos y los últimos cinco arriba y abajo) así que hay que estar atent@ y en ver que se doran sacarlas del horno, tardarán más o menos depende del grosor y tamaño.


Vamos a dejar  que templen un poquito (lo suficiente para no quemarnos) y empezamos a pasarlas por azúcar y canela, vereís que están blanditas,como si no estubieran echas del todo, pero endurecen al enfriarse así que no preocuparos.









Quedan con un sabor, de verdad, buenísimo a mantequilla y para merendar y acompañar un café son ideales.



Espero que os gusten y las probeís...repetireís!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario