lunes, 6 de julio de 2015

Coca de almendra


Vamos a hornear una coca de almendra que quita el hipo, es  muy muy fácil,  no vamos a complicarnos lo más mínimo, ni montar claras ni nada de nada, esta coca boba es ideal para principiantes, s iguiendo los pasos, os saldrá si o si.

Las medidas que os doy en esta receta son para una coca muy grande, o como hice yo, una grande y otra pequeña, si quisierais hacer una medianita dividir las cantidades, pero ya que vamos a encender el horno....mejor que sobre que no que falte no??

Vamos a ver como se hace.


Ingredientes para una coca grande:

-Un vaso (de los de cuarto) de leche
-Un vaso (de los de cuatro)de aceite de girasol u oliva suave
-400 gramos de harina
-Ralladura de limón
-Cuatro huevos
-150 gramos de almendra molida
-Un sobre y medio de levadura en polvo
-300 gramos de azúcar

Modo de hacer:

Podemos hacerlo a mano o en el robot de cocina, en este caso yo usé el robot.
Ponemos los huevos en el recipiente, batimos y vamos añadiendo el azúcar, en cuanto se integre, seguiremos con la leche y el aceite, seguimos batiendo e incorporaremos la almendra también, por último la harina junto a la levadura y la ralladura de limón, como resultado obtendremos una masa espesita.
ASÍ NOS QUEDARÁ LA MASA
AL HORNO
Ahora elegiremos la bandeja, para estas medidas, una grande, o si haceís dos, pues dos bandejas medianitas, forraremos con papel de hornear y volcaremos la mezcla, ahora tenemos dos opciones, o echarle azúcar por encima antes de hornear, o dejarla como está y al terminar, espolvorear con azúcar glas, yo como hice dos, hice una de cada, a mi me gusta más con la costra de azúcar, pero eso lo dejo  a vuestro gusto, lo hagaìs como lo hagaís el resultado es buenisimo.
Meteremos al horno precalentado con calor arriba y abajo a 180º, la bandeja la pondremos a media altura.


Cuando hayan pasado veinte minutos, mirais a ver si la parte de arriba ya ha tomado buen color, si es así, pinchais con una brocheta el centro, y si aún no está echa, la cubris con papel de aluminio para que no tueste más y dejamos otros diez minutos, no obstante, como va a depender de lo grande que la hagaís, no descuidaros  e ir vigilándola.

Pasado el tiempo de horneado, la sacaremos, esperaremos que temple y le quitaremos el papel, le pondremos azúcar glas y la tendremos lista para hincarle el diente.

Espero que la probeís, os va a encantar!!


QUE RICA!!!






Hojaldres de embutido













Hay decenas de ingredientes con los que hacer unos hojaldres para picotear un día cualquiera, podemos rellenar hojaldre de casi cualquier cosa, sea dulce o salada, es una forma muy fácil y rápida de hacer un tentenpié,  por eso en mi congelador nunca falta esta masa.

Necesitaba hacer un aperitivo rápido, así que, con tan solo tres ingredientes, me puse manos a la obra y en 20 minutos tenía unos hojaldres rellenos de embutido riquísimos.

En este caso, tenía salchichas rojas y  blancas, pero si tenéis cualquier tipo de embutido típico en vuestra zona que os guste, como morcillas, chorizos etc, usarlos para esta receta y vereís que cosa más buena!!!

Ingredientes para una docena de hojaldres:





-Una plancha de hojaldre rectangular
-3 salchichas rojas y 3 blancas
-1 huevo batido

Modo de hacerlos:




Lo primero que haremos será descongelar la plancha de hojaldre ( si es que la hemos comprado congelada), una vez descongelada la cortamos en tiras, en cuatro o cinco, mirar la foto y así os haceís una idea de como lo hice yo. Una vez cortada, envolveremos el embutido, yo partí en dos  cada salchicha pero podeís hacerlos más pequeños, eso ya a vuestro gusto, también las marqué en una sartén antes, porque pensé que como el hojaldre se hace rápido igual quedaban crudas, pero no hace falta que lo hagaís, porque probé otro día sin marcarlas y se cocinan perfectamente dentro del hojaldre.




Ponemos  el trozo de salchicha, envolvemos y cortamos la pasta sobrante, así haremos con todas, sellar bien el hojaldre por todas partes, pintar con huevo batido y pasarlas a la bandeja de hornear.

Metemos la bandeja en el horno, que lo tendremos caliente y a 180º, a media altura y con calor arriba y abajo, sobre unos 15/20 minutos, dependerá de lo doraditos que os gusten, a los 15 minutos mirarlos a ver como van y ya veís si los dejaís 5 minutos más o los sacaís ya.
Solo nos queda dejar que templen y darnos el gustazo de comer estos hojaldres.

Espero que os hayan gustado.







Conos de trufa y nata

Si queremos quedar bien, tenemos poco tiempo y no tenemos ganas de tirarnos horas en la cocina, hacer este postre es la solución, no se le puede pedir más, fácil , rápido y barato .




Los conos rellenos de trufa y nata son el postre ideal para quedar genial allá donde los llevemos.

Vamos a ver como se hacen.

Ingredientes para unos doce conos:

-Una plancha de hojaldre rectangular
-Un brick de nata de 200ml
-75 grs de azúcar  glas( si no teneís , usar normal)
-Una cucharada grande de cacao puro sin azúcar (yo usé valor)
-Un huevo batido para pintar los conos

Modo de hacerlos:

Lo primero, descongelamos el hojaldre (si fuera congelado), lo ponemos en la mesa y marcamos tiras de unos dos centímetros de grosor.
Para esta elaboraración necesitaremos unos conos de aluminio, los venden en cualquier tienda de las de todo a un euro, realmente cuestan 60 o 70 céntimos y nos durarán para hacer los conos las veces que queramos.


Una vez tengamos cortadas las tiras, iremos enrollándolas en los conos, como os enseño en la foto, es muy sencillito, se trata de enrollarlas en el cono superponiendo la masa en espiral y listo.
















luego, los pintamos con huevo meteremos al horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo hasta que estén dorados, a mi no me gustan muy tostados así que en doce minutos los tuve listos.








Ahora, solo nos queda rellenarlos de lo que más nos guste, yo en este caso usé trufa y nata, que las hice de la siguiente manera, puse el brick de nata en un bol y batí  con varilla eléctrica hasta medio montarla, añadí el azúcar y seguí batiendo hasta montarla del todo, separé la mitad de la nata, la puse en una manga pastelera y a la otra mitad le añadí la cucharada de cacao en polvo, batí unos segundos más y así conseguí la trufa, la puse en otra manga pastelera y empecé a rellenar los conos.


LISTOS PARA RELLENAR



Quedaron buenisimos y desaparecieron en segundos, hacerlos y vereís como repetís.
Espero que os haya gustado la receta de hoy y que la pongaís en práctica, ya me contareís...







Bizcocho de moscatel

Vamos hoy con otra receta de bizcocho, ya sabeís que me encanta hacerlos de muchísimas maneras y con ingredientes muy variados, el ingrediente secreto de hoy...el moscatel, un vino dulce  que le dará un toque genial.

Es muy sencillito de hacer, lo que lo hace aún más apetecible, la verdad es que estas recetas tan fáciles no dan pereza ninguna hacerlas.

Vamos con los ingredientes .

Ingredientes para un bizcocho de unos 20 cm :




-175 ml de moscatel
-175 grs de harina
-3 huevos
-125 grs de azúcar
-40 ml de aceite de oliva
-dos cucharadas pequeñas de levadura tipo royal





Modo de hacerlo:

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
Mientras se calienta, cogeremos un bol e iremos añadiendo ingredientes de la siguiente manera, ponemos a batir los huevos con el azúcar hasta que doblen su tamaño ( yo lo hice con el robot de cocina), una vez estén espumosos y bien integrados, añadiremos el resto de ingredientes líquidos, o sea, la mistela y el aceite, seguimos batiendo y por último añadimos la harina junto a la levadura, mezclamos bien hasta que no hayan grumos.
Veremos que la masa es de un color marrón oscurito, esto es por el moscatel, nos quedará un bizcocho bien morenito.






Ahora  cogemos el molde, lo engrasamos y volcamos la masa de nuestro bizcocho, lo metemos al horno a media altura, y cuando pasen tan solo dos o tres minutos, lo abriremos sin miedo y echaremos por encima azúcar, esto no lo hago antes porque la masa es bastante líquida y el azúcar no se aguanta arriba, sin embargo, si lo hacemos así, ya la parte superior  a cogido más fuerza para aguantarla, y así, nos quedará al final esa costra que lo hace tan rico.
Este bizcocho no es de los que suben un montón y quedan súper esponjosos, es un bizcocho, intenso de sabor y denso, está muy muy bueno.


Ahora solo nos queda esperar entre 30 y 35 minutos y lo tendremos listo, para estar seguros de que está cocido, ya sabeís, pincharlo y si el cuchillo sale limpio, lo tenemos a punto.




Mirar que pinta!!!


viernes, 5 de junio de 2015

Bizcocho de almendra


Hoy traigo un bizcocho buenisimo de almendras que podeís utilizar como base para tartas o para tomarlo así, sin más, con un buen café o mojándolo en horchata bien fresquita mmm queee buenooo!!!

La elaboración es muy sencilla y el resultado espectacular, ya vereís que con poco tiempo de preparación os sale algo rico de verdad.
Vamos con el paso a paso.




Ingredientes para un bizcocho grande:




- 250 grs de almendra cruda con piel ( la trituraremos)
- 250 grs de azúcar
- Medio vaso de los de cuarto de harina
- 6 huevos (separamos las yemas de las claras)







Modo de hacerlo:


Lo primero  será encender el horno para que vaya cogiendo temperatura, lo pondremos calor arriba y abajo a 180º.
Empezamos la elaboración separando las claras de las yemas, las claras las montaremos a punto de nieve con la mitad del azúcar. cuando las tengamos las reservamos.
Ahora batimos bien las yemas con el resto del azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen, nos quedará una cremita suave.








En un bol grandecito echamos las claras y vamos añadiendo la mezcla de yemas y azúcar  poco a poco, integrándola bien, con movimientos envolventes y suave, para que se nos bajen las claras lo menos posible.Una vez integrado añadimos la harina y mezclamos bien, continuaremos con los 250 grs de almendra molida con piel, normalmente la que venden ya triturada es siempre sin piel, como la necesitamos con la piel, compramos entera y trituramos en casa, yo no tenía más que la mitad con piel, la otra  que tenía  era sin piel, así que, usé mitad y mitad, pero lo ideal es que sea toda con la piel.




Seguiremos integrando  con movimientos suaves y en un molde engrasado volcaremos la mezcla resultante.
Añadiremos una capa de azúcar por encima de la masa y meteremos al horno.

Bajaremos el horno a unos 160º, meteremos nuestro molde a media altura y lo tendremos unos 25 minutos, no tarda nada, es un bizcocho muy rápido de hornear.
No abrir el horno en 20 minutos, luego ya podeís ir mirando a ver si está.

Como vereís es muy fácilito y el resultado no puede ser mejor, el sabor de la almendra está muy muy presente, es para mi, sin duda, el mejor bizcocho!!!

Espero que probeís a hacerlo, usarlo como queraís, ya sea en forma de tarta, almibarándolo y rellenándolo de lo que más os guste, o así, sin más, para una merienda o un desayuno de lujo, lo comaís como lo comaís os parecerá el más rico del mundo, os lo aseguro.




viernes, 29 de mayo de 2015

Tarta oreo

Bueno bueno buenooo, al final, he sucumbido!!!
Mira que he visto esta receta una y otra vez en montones de blogs y páginas de cocina, sabía que al final pecaria, lo sabiaaaa.
Esta en concreto es la que hacen en  la página pintando una mamá, donde podreís encontrar posts sobre niños y recetas para ellos, allí me encontré con la tarta oreo, y después de hacerme la remolona, aquí os la traigo por fin.

Esta tarta es puro chocolate, si no te gusta el choco..... ni la mires jajajajaj, es una bomba, tiene un sabor muy muy intenso, está, de verdad, buenísima, y encima es fácil y barata.





Lo mejor que tiene es que no hay que encender el horno, con lo cual ideal para los días que nos vienen, en los que lo último que nos apetece es pasar calor horneando cosas.

Vamos con los ingredientes, vereís que son baratitos y que se hace en un pis pas.

Ingredientes para un molde de 20 cm de diámetro:



PARA LA BASE:
-Dos paquetes de galletas oreo (300 grs)
-100 grs de mantequilla fundida

PARA LA CREMA DE CHOCOLATE:

-200 ml de nata de al menos 35% de materia grasa
-200 grs de chocolate para fundir, ya sea con leche , puro, blanco...el que más guste en casa.
-50 grs de mantequilla
-Un sobre de cuajada


PARA ADORNAR:

-Una bolsita de mini oreo

También podeís usar, gotas de chocolate, lacasitos de colores, virutas etc

Modo de hacerla:







Empezaremos haciendo la base, trituramos las galletas oreo, con su cremita y todo, le añadimos la mantequilla y hacemos una pasta que volcaremos en nuestro molde bien prensada, meteremos el molde al congelador para que la galleta enfríe y endurezca, y mientras, hacemos la crema.







Para ello pondremos en un cazo la nata a calentar, cuando ya hierva, se apaga el fuego y se añade el chocolate y la mantequilla, vamos mezclando a mano con las varillas, muy muy bien hasta su completa disolución, pero acordaros que con el fuego ya apagado.
Una vez disuelta la mantequilla y el chocolate añadiremos el sobre de cuajada, lo disolvemos bien y ya o tenemos listo para echar sobre la base de galleta.









Una vez esté, la meteremos en la nevera, por unos cinco minutos y entonces la decoramos, yo le puse mini oreos pinchadas sobre la crema, pero podeís ponerle infinidad de cosas, elegir lo que más os guste y ponerle imaginación, vereís que bien queda.
Ya solo nos falta terminar de cuajarla, dejándola unas horas en la nevera, mejor de un día para otro si podeís.








Como veís no tiene complicación ninguna, es un postre rápido y fácil y a casi todo el mundo le gusta, sobre todo a los enanos.
Espero que os haya gustado y probeís a hacerla porque está de muerte.



sábado, 23 de mayo de 2015

Bollos suizos

La bolleria recién horneada es una gozada, no hay nada mejor que unas ensaimadas, curasanes o bollitos recién hechos, esta receta de hoy es muy fácil y sobre todo muy muy rica, os traigo unos bollitos suizos para tomar con el café, con un buen chocolate caliente o para rellenar de lo que queraís, os vaís a chupar los dedos!!!

Vamos con la receta.

Ingredientes para 8/10 bollitos :
-300 grs de harina de fuerza
-50 grs de azúcar
-2 huevos
-60 grs de mantequilla en pomada
-90 grs de leche 
-20 grs de levadura fresca
-3 grs de sal

Modo de hacer:

NOS QUEDARÁ ASÍ LA MASA
AHORA A FERMENTAR UNA HORITA O DOS


Ponemos en un bol la harina, añadiremos la leche tibia donde habremos diluido la levadura fresca, luego poco a poco el resto de ingredientes, veremos que la masa es pegajosa, ya sabeís que este tipo de bolleria debe ser asi, no añadaís nada de harina, engrasaros las manos y la mesa de trabajo como hacemos habitualmente con este tipo de masas y ya está, no se os pegará.





VOLVIENDO A LEVAR 
Ahora la dejaremos tapada en el bol durante una o dos horas, tenerla lo máximo posible para que leve bien.
Una vez pasado ese tiempo, partiremos 8 o 10 porciones, dependiendo d lo grandes que los queraís , tener en cuenta que en horno crecen bastante, si veis que sigue pegajosa, echaros aceite en las manos, hacemos bolitas más o menos iguales (yo no las peso, como veis...las hago a ojo) y las dejamos en la bandeja de hornear reposando otra horita más, yo las tuve que cambiar de bandeja porque se me juntaban entre si ( como vereís en la foto) asi que usar una bandeja grande y ponerlas separadas.

Una vez estén reposando ya formados los bollitos, encendemos el horno a 180º, los pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar normal o azúcar escarchada ( yo hice de las dos formas y a mi me gusta más ponerles el azúcar mojado con agua a montoncitos sobre la masa) y ya los metemos al horno a media altura.


Hornearemos hasta que los veamos tostaditos por arriba, serán unos 15/20 minutos solo, apagamos el horno y ya están listos para comerlos como más nos gusten!!!
Quedan deliciosos, solos o rellenos de nuestra crema o helado favorito.
Espero que os hayan gustado y que probeís a hacerlos, ya me contareís...


BUENISIMOS